lainformacion.comFinanzas personales

Practicopedia > Categorías > Finanzas personales > Ahorro > Cómo elegir el combustible para una caldera de biomasa

Cómo elegir el combustible para una caldera de biomasa

Las cáscaras de las almendras o el hueso de las aceitunas pueden generar energía

biomasa_info_0.jpg
En España los combustibles más aconsejables son el pellet y el hueso de aceituna. FOTO: Remica.

21/01/2015 por: Practicopedia

Astilla, pellet, cáscara de almendra o de arroz, hueso de aceituna, residuos de depuradora… las calderas de biomasa pueden usar una amplia variedad de combustibles. Ahora bien, a la hora de llevar a cabo una instalación de estas características en nuestra vivienda, ¿cómo saber cuál elegir?

  1. 1 Utiliza sólo combustibles adecuados.

    Los fabricantes de calderas de biomasa diseñan sus productos y los certifican para el uso de sólo algunas biomasas. De hecho, según cuentan desde Remica-Servicios Energéticos, es un error común usar combustibles no adecuados en calidad y forma al diseño de una caldera. La consecuencia son averías, paradas, disminución de la vida útil del equipo, etc.

    Por ello, antes de decidir el tipo de combustible conviene analizar aspectos como son la garantía de suministro local, la estabilidad del precio y la demanda de la instalación.

  2. 2 La astilla, la más barata.

    La astilla es la biomasa más económica. Su precio resulta muy competitivo para una demanda superior a 1.500.000 kWh/año. Sin embargo, su densidad energética es menor en comparación con el pellet, por lo que para utilizar este combustible se necesita un espacio de almacenamiento mayor y un punto de suministro a menos de 100 km.

    Así, para rentabilizar su uso, la instalación ha de contar con silos bastante grandes, con una capacidad mínima de 120 ó 150 metros cúbicos.

  3. 3 El pellet, una opción más sofisticada.

    El pellet se confecciona a partir de astilla seleccionada, secada, molida, prensada y madurada en unas condiciones determinadas. Este tipo de combustible se utiliza en calderas de biomasa con alta densidad energética. De este modo, 2 kg de pellet equivale a 1 L de gasoil, esto es, 10 kWh aproximadamente.

    En lo que se refiere a su carga y descarga, el pellet se comporta como un fluido. Se puede transportar con un camión cisterna de manera similar a como se hace en las instalaciones de gasoil. Además, el pellet, si es de alta calidad y pureza, genera menos cenizas y es la biomasa menos agresiva para las calderas.

  4. 4 El hueso de aceituna, el punto intermedio.

    El hueso de aceituna es la solución intermedia en cuanto a precio ya que es más barato que el pellet y más caro que la astilla. Tiene que ser procesado y seleccionado y es necesario que esté despulpado y secado.

    Éste puede ser descargado tanto por gravedad como por medios neumáticos. Eso sí, a la hora de diseñar los tornillos sin fin, hay que tener en consideración que es abrasivo y puede desgastarlos prematuramente si no se emplean materiales resistentes.

  5. 5 ¿Más información?

    Si quieres conocer más, visita la sección 'Ahorro' en la categoría de 'Finanzas personales'. También puede que te interesen los siguientes practicogramas:

    - '"Cómo funcionan las inspecciones de eficiencia energética de Madrid'

    - 'Cómo diferenciar entre empresa de mantenimiento y una de gestión energetica'.

 

Subido el 21/01/2015 por:

Practicopedia
Practicopedia

Líder del How-To audiovisual en España. También en Facebook.com/practicopedia y Twitter.com/practicopedia

Artículos relacionados