lainformacion.comFinanzas personales

Practicopedia > Categorías > Finanzas personales > Banca > Cómo conseguir una hipoteca barata

Cómo conseguir una hipoteca barata

Si conoces bien los puntos en los que se fija el banco a la hora de conceder un crédito hipotecario puedes maximizar tus posibilidades de conseguir una rebaja en la financiación

hipoteca_barata_0.jpg
Cuanto más dinero puedas satisfacer por la compra de tu vivienda tanto mejor será la hipoteca que conceda el banco. FOTO: © Rafael Angel Irusta Machin - www.photaki.com

17/05/2011 por: idealista.com

Cuando un banco financia la compra de una vivienda, el hipotecado no sólo tiene que devolver mes a mes el dinero, también tiene que pagar los intereses que la entidad le cobra por ello. Por esta razón no hay que escatimar en esfuerzos para conseguir una hipoteca lo más barata posible. Te mostramos cómo puedes conseguirlo.

  1. 1 La cuantía de la hipoteca.

    Es importante, de cara a conseguir un préstamo lo más barato posible, solicitar un importe que se ajuste a tus capacidades financieras. Esto depende de tus ingresos (por norma general no conseguirás una hipoteca que suponga un pago mensual superior al 30- 40% de lo que ganes), del tipo de interés del momento y de la duración de la hipoteca
    Así, si ganas 2.000€ netos al mes, conseguirás un préstamo con una cuota máxima de 800€. Si tomas como referencia un tipo de interés del 3,5% (euribor+1,5%) y un plazo de 25 años, podrás conseguir como máximo un préstamo hipotecario de 160.000€.

    Para conocer con mayor detalle tu caso personal, te recomendamos que visites nuestro simulador.

  2. 2 ¿Cuánto dinero necesitas para comprar la casa?

    No es lo mismo que precises el 50% del precio total del inmueble que el 100%. Cuanto más dinero puedas adelantar al banco para reducir la hipoteca respecto al precio de la vivienda, mejor, será un punto a tu favor. En cualquier caso, ten en cuenta que las entidades financieras casi nunca conceden más del 80% del menor de los valores entre valor de tasación y precio de compra de la casa.

  3. 3 Tu nivel de endeudamiento.

    El banco te verá con mejores ojos si te compras una casa que no te ponga en un aprieto a la hora de pagar. Te concederá una hipoteca en unas condiciones óptimas. Por eso es muy importante que en el momento de negociar las condiciones del préstamo lo hagas con el menor endeudamiento posible.

  4. 4 La cuota hipotecaria

    Los préstamos hipotecarios tienen una duración media de 20 años. No conviene que hagas tus cálculos partiendo de la situación actual. Es conveniente que lo hagas suponiendo que los tipos de intereses van a subir en algún momento.

    También es importante que valores tu estabilidad familiar, la posibilidad real de incrementar tus ingresos, qué incrementos de gastos puedes tener en el futuro: hijos, mantenimiento familiar, etc.

    Tras haber estudiado toda esta información, convence al banco de que puedes pagar la hipoteca en una situación más adversa a la actual y que tus ingresos son estables. Podrás arañar algunas décimas a los intereses del préstamo.

  5. 5 ¿Cuál será tu renta disponible?

    Calcula tus ingresos disponibles. Resta a los ingresos netos mensuales de tu unidad familiar la cuota del préstamo hipotecario y la de otros préstamos. El resultado es el dinero del que dispondrás para poder vivir todos los meses y hacer frente a todos tus gastos corrientes: luz, gas, teléfono, comidas, ropa, colegios, etc.

    Si no tienes ningún crédito pendiente, destácaselo al banco y hazlo valer para conseguir una mejor hipoteca

  6. 6 ¿Hipoteca a tipo hijo? ¿Variable? ¿Mixto?

    Analizar bien tu situación financiera y decantarte por un producto que se adapte bien a tus capacidades es otra forma de acceder a una hipoteca barata.

    Es importante que sepas si te compensa más un préstamo con un tipo fijo o variable. Tienes que tener en cuenta dos aspectos. Por una parte, tu capacidad para asumir la subida de tipo que sufrirá el préstamo a lo largo de su vida (15-25 años). Por otra, el hecho de que una cuota fija elimina incertidumbres, fundamentalmente subidas inesperadas de cuotas. En este sentido, una hipoteca con unos intereses fijos es recomendable para aquellas personas cuyos ingresos no sean muy altos. El problema es que el plazo suele ser como máximo de 15-20 años, y que además no suelen tener condiciones muy competitivas.

    No obstante, hay que resaltar que los bancos están aumentando sus ofertas de hipotecas mixtas, con tipo fijo durante un período inicial (3-5 años) y el resto variable.

  7. 7 Cuantos menos años de hipoteca contrates, mejor.
    Paso 7

    La recomendación es clara: elige una hipoteca al menor plazo posible que te permita tu capacidad de pago. El banco verá bien que firmes un préstamo corto, en caso de problemas siempre está la opción de poder ampliar el plazo para disminuir la cuota. Además, es un síntoma de fortaleza y disciplina financiera.

    En la imagen de este paso puede ver cómo un incremento del plazo hipotecario supone una mejora de cuota muy inferior al incremento de intereses que acabarás pagando.

  8. 8 Negocia las comisiones todo lo que puedas.

    Por lo general, las dos comisiones que tendrás que negociar con las entidades financieras son la comisión de apertura y la comisión de cancelación. La primera se cobra una sola vez, al firmar el préstamo, y suele suponer el 0,5% y el 1% del dinero solicitado. La comisión de cancelación de reembolso total o parcial se te aplicará cada vez que hagas una amortización anticipada. Suele estar entre el 0% y el 0,5.
    Negocia las comisiones con el banco todo lo que puedas las comisiones. Te ahorrará dinero ahora y en el futuro.

  9. 9 Vincúlate con el banco lo máximo posible.

    La vinculación con una entidad financiera es una de las mejores armas que tienes a tu alcance para obtener una hipoteca barata. De hecho, la mayoría de los bancos ofrecen seguros vinculados como parte de la oferta del préstamo hipotecario. Su aceptación suele conllevar rebajas en el diferencial del tipo de interés. Los más habituales son el seguro de hogar y el de vida, aunque también venden seguros de protección de pagos y en casos más excepcionales de protección del tipo de interés.

    Debes valorar lo que las coberturas de estos seguros te aportan, su coste y la contraprestación que recibirás vía rebaja en el diferencial durante toda la duración del préstamo (15-25 años).

También te puede interesar

Cómo enviar dinero al extranjero

Cómo funciona la tarjeta Master Card

Cómo funciona la tarjeta Visa

 

1 Comentarios comentarios

  1. Comentarios
    1
    Maria

    05-12-2012 | 08:59:07 h.

    Maria

    El banco me hipoteco en 2007 el 80% de mis ingresos, eso es legal? Ahora no puedo seguir pagando la letra y quiero darlo en docion, podria tirar de aqui para conseguir algo? Gracias

Deja tu comentario

Normas de uso

Aviso legal

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Subido el 17/05/2011 por:

idealista.com
idealista.com

El portal inmobiliario líder en España

  • 0 Vídeos
  • 12 Textos
  • Total: 12

Artículos relacionadosArtículos relacionados

Videos relacionadosVideos relacionados



Compra en la Practicotienda de Practicopedia.com

Actualidad en Practicopedia.com

Descarga gratis Practicopedia.com para el iPhone