lainformacion.comFinanzas personales

Practicopedia > Categorías > Finanzas personales > Ganar dinero > Cómo vender los muebles o electrodomésticos que ya no necesitas

Cómo vender los muebles o electrodomésticos que ya no necesitas

Utiliza páginas de productos de segunda mano para amortizar el mobiliario que no utilizas

163315218_0.jpg
Intenta ser claro y directo en la descripción de tu mobiliario. FOTO: Getty Images.

29/05/2014 por: Practicopedia

¿Te mudas a otra casa y no sabes qué hacer con tus muebles? Si no los necesitas en tu nuevo domicilio puedes intentar ofrecerlos a otros usuarios en páginas de venta de productos de segunda mano. Mesas, sillas, armarios, microondas, televisiones... cualquier elemento de tu casa puede ser muy útil para otras personas. En este practicograma te explicamos cómo funcionan estas páginas web y qué pasos tienes que dar para vender tus muebles o electrodomésticos.

  1. 1 Haz una buena foto.

    Hoy en día se puede vender casi cualquier producto que no necesites. Puedes conseguir algún dinero extra por algo que, en realidad, no utilizas a menudo. En períodos de mudanzas, por ejemplo, las páginas de venta de segunda mano resultan muy útiles para ofrecer esos muebles o electrodomésticos que no necesitarás en tu nuevo hogar.

    Lo primero que debes hacer es realizar una foto de lo que quieres vender. Procura que las fotografías sean de buena calidad ya que muchas veces los productos 'entran por los ojos'. No es necesario que la retoques con Photoshop, pero sí debes procurar que la luz sea adecuada. Intenta hacer al menos dos o tres capturas, jugándo con ángulos de imagen diferentes.

  2. 2 Describe tu mueble con todo detalle.

    Antes de colgar tu anuncio deberás pensar con qué mensaje venderlo. Tus fotos irán acompañadas de un texto descriptivo sobre el mueble o electrodoméstico.

    Intenta que el texto no sea excesivamente largo para no agobiar al posible comprador. Unas 10 líneas como máximo estarán bien. Indica la marca del producto, sus características básicas y, si se trata de algo de gran tamañano, describe también sus dimensiones.

  3. 3 Olvídate de las mentiras, los defectos están aceptados.

    No intentes engañar a nadie. Si vendes tu mueble o electrodoméstico y luego resulta que has mentido sobre sus características el comprador puede reclamar. Además, si tu producto tiene algún defecto conviene que lo digas.

    Sé inteligente. Quizás si rebajas el precio debido a ese defecto puede que lo vendas mucho más rápido. Imagina que vendes un microondas pero su plato giratorio está roto, debes dejarlo reflejado en tu anuncio.

  4. 4 Piensa qué precio es el más apropiado.

    Tú eres el vendedor, así que tú debes decidir qué precio poner a tu producto. Un consejo: rastrea el precio de productos similares en páginas de segunda mano para ver, más o menos, cómo ajustar el precio.

    Otro dato a tener en cuenta es la antigüedad de tu mobiliario, la calidad y el coste real que te supuso cuando lo compraste en tienda.

  5. 5 Cuelga el anuncio en una página web.

    Una vez tengas todos los puntos claros, debes colgar tu anuncio en una página web de venta de productos de segunda mano. Cada vez son más los espacios dedicados a esto y su funcionamiento es muy similar. Deberás registrte para poder subir tu anuncio. Te citamos algunos de ellos:

    - Milanuncios.com
    - Segundamano.es
    - Tablondeanuncios.com
    - Loquo.com

  6. 6 Espera la llamada de un posible comprador.

    La forma más fácil de vender tus productos es reflejar, en el anuncio, tu número de teléfono. Así, los posibles compradores podrán ponerse en contacto contigo vía llamada o WhatsApp. De todas, formas, si lo prefieres algunas de estas páginas te permiten ofrecer simplemente tu correo electrónico.

    Cuando te llamen intenta responder con sinceridad a todas las preguntas que te hagan. Y, si te piden una rebaja en el precio, queda en tu mano tomar la decisión adecuada.

  7. 7 Entrega tu mueble al comprador.

    Si todo sale bien y consigues vender tu mueble o electrodoméstico deberás acordar el proceso de entrega. Normalmente es el comprador el que acude a recoger el producto al domicilio del vendedor, pero también hay casos en los que se envía por correo (especialmente cuando se trata de pequeños electrodomésticos).

    Entre los dos deberéis decidir a quién corresponde el gasto del envío si es por correo o las horas de recogida si el comprador acude al domicilio del vendedor.

  8. 8 ¿Más información?

    Si quieres conocer más, visita la sección 'Ganar dinero' en la categoría de 'Finanzas personales'. También puede que te interesen los siguientes practicogramas:

    - 'Cómo comprar un coche de segunda mano con seguridad'.

    - 'Cómo saber cuánto vale tu coche'.

    - 'Cómo calcular los gastos adicionales a la compra de una vivienda de segunda mano'.

    - 'Cómo vender tus libros de texto'.

También te puede interesar

 

Subido el 29/05/2014 por:

Practicopedia
Practicopedia

Líder del How-To audiovisual en España. También en Facebook.com/practicopedia y Twitter.com/practicopedia

Artículos relacionados

Videos relacionados